Astrología; ¿nos influye el Zodiaco?

Astrólogo

09 Ene Astrología; ¿nos influye el Zodiaco?

 

La astrología moderna mantiene que los seres humanos poseen características personales que están íntimamente relacionadas con la posición de los planetas. Llamados también cuerpos celestes en el momento de su nacimiento. Los planetas están compuestos por materiales cósmicos. Sin duda, también nosotros estamos formados por los mismos materiales, química y físicamente, y, por lo tanto, las fuerzas cósmicas contenidas en los planetas ejercen cierta influencia sobre nosotros.

La masa cósmica que llamamos Tierra nos arrastra hacia su centro, de acuerdo con la Ley de la Gravedad de Newton. La masa cósmica que llamamos Sol, nos calienta y ese calor tiene una definitiva y definida influencia en la existencia de la vida en todas sus formas. De la misma manera, la Luna también ejerce ciertas influencias en la existencia de la vida en todas sus formas. La Luna influye por ejemplo en el movimiento de las mareas, como todo el mundo sabe, es decir, que produce un efecto sobre el agua, teniendo en cuenta que el ser humano cuenta con un 70% de agua aproximadamente, no tiene nada de extraño que la posición de la luna tenga influencia sobre nosotros.

La Astrología nos marca desde el nacimiento en las relaciones interpersonales.

Sin embargo, ha de notarse que, tan pronto como nace un niño, el ambiente que le rodea comienza a modificar su carácter y, naturalmente, la reacción de cualquiera persona diferirá vitalmente, de acuerdo con su educación o formación. Todos poseemos ciertas cualidades que, según nuestro ambiente, desarrollan en nosotros una actitud o conducta positiva o negativa. Así pues, el egoísmo puede surgir en la misma medida que el desinterés, la amabilidad y la deferencia pueden ceder el paso a la crueldad y a la falta de consideración hacia los demás, y una persona que sea naturalmente constructiva puede, a través de la decepción, convertirse en destructiva y así sucesivamente. Las características latentes que hay en todos nosotros desde el nacimiento pueden por lo tanto, convertirse en algo superficialmente diferente, y a sí, sólo en apariencia, desmienten la descripción que un astrólogo pueda hacer sobre cierto carácter. Sin embargo, el verdadero carácter siempre estará profundamente enterrado bajo esto que podemos llamar “superficial”.

Sin duda alguna, os habréis dado cuenta de que durante la vida pasada, y con toda seguridad en el futuro, en vuestras propias relaciones humanas os habéis llevado muy bien con ciertas personas, mientras que ha ocurrido todo lo contrario con otras personas a las que “no podéis aguantar”. Las causas os pueden parecer totalmente inexplicables. También existe el fenómeno del “amor a primera vista” que igualmente parece incomprensible. La gente se muestra simpática o antipática sin razón aparente y esto se aplica a los dos sexos. Se puede también observar que dos personas se llevan bien entre  y una de ellas congenia bien con una tercera que sin embargo no acaba de llevarse bien con la segunda persona. Ante este tipo de situaciones en las que no hay razón aparente, podemos acudir a la astrología para tratar de arrojar un poco de luz.

Las personas que nacen bajo diferentes signos zodiacales o son compatibles o incompatibles unas con otras. Dicho en otras palabras, hay factores recíprocamente relacionados, buenos y malos, entre los diferentes signos. Hallaréis bajo el análisis de vuestro carácter reflejado en los signos del zodiaco, señales que son compatibles con vuestro signo. No obstante si esto fuera seguro al 100% en todos los casos, la humanidad estaría divida en polos enfrentados. Pero esto no ocurre así, sería equivocado el hecho de mostrarse hostil o indiferente hacia las personas que no han nacido bajo el mismo signo que nosotros. No hay razón alguna para no aprender a controlar o ajustar sus sentimientos y acciones, especialmente desde que se conocen las cualidades positivas y negativas de las otras personas estudiando el análisis de su carácter. No hay ningún signo del zodiaco por lo tanto que sea plenamente positivo o negativo en el sentido “absoluto” de la palabra.

Si la Astrología se aplica inteligentemente puede servir de gran ayuda y rendir buenos servicios a todos aquellos y aquellas que quieran conocer este apasionante conocimiento que pervive entre nosotros desde que el ser humano comenzó a mirar al cielo. ¿Y tú? ¿Qué opinas de la astrología?

Si te ha gustado, comparte! 🙂

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.