Historia de la Astrología II

07 Oct Historia de la Astrología II

La historia de la astrología empieza en el trascurso del IV milenio, en el momento en que los sumerios se instalaron en el país que hoy es Irak. Constructores de ciudades, de canales y de templos, trajeron con ellos la astrología. Ese pueblo, práctico y amante de las leyes y los reglamentos, registraba escrupulosamente en tablillas de arcilla innumerables informaciones acerca de los fenómenos meteorológicos, el precio de ciertos productos, el nivel de Éufrates, el nacimiento  y la puesta de los astros. Entre las más antiguas observaciones de la astrología y astronómicas, citaremos el célebre presagio de Sargón (2400 a.C.) y el eclipse lunar, acaecido el 11 de mayo de 2259 a.C., que anunciaba la muerte del rey Naram Sin. Cuando, entre 2400 y 539 a.C., el país de Sumer fue sucesivamente invadido por los acadios y los asirios, antes de caer bajo la dominación persa, los nuevos ocupantes aceptaron y asimilaron la cultura de los vencidos, incluida la creencia en la influencia astral, que se irradiaría luego por todo Oriente Próximo.

Sumer, templo, tarot, magia blanca, magia negra, astrologia

Recreación de un templo sumerio.

Éste es el inicio histórico de la astrología. Sin embargo, es de suponer que los varios milenios que precedieron al siglo IV vieron la incubación de una “preastrología”. Con el nacimiento de las civilizaciones agrícolas, unos 7000 años antes de nuestra Era, poco a poco se comenzó a sentir la necesidad de medir el tiempo, lo cual era de menor utilidad para los pueblos nómadas y cazadores. La idea de un paralelismo entre los ritmos de la vegetación, desde la siembra a la recolección, los de las estaciones y el curso de los astros, desembocó en la ciencia del calendario. En esta primera etapa, al mismo tiempo que el inicio de la observación astronómica, organización de la actividad humanan en el tiempo y en el espacio, encontramos la idea de una cierta precisión del futuro. Poco a poco, a la astrología se le fue añadiendo la noción de unas diestras que se repetían en ciertas fechas y que adaptaron un carácter religioso con el fin de propiciar a las divinidades. En el período histórico de Sumer, todo esto desembocó en una civilización agraria y urbana, que depositó la ciencia del calendario, que exigía un gran saber, en manos de expertos, que eran al mismo tiempo observatorio y templo. Los zigurats.

zigurat, sumer, sumerio, magia, magia blanca, magia negra, tarot

Maqueta de un Zigurat Sumerio.

 

La idea del Zodíaco se desarrolló así de modo progresivo, encontrándose la mención más antigua en el texto de Nipur, hacia el año 2000 a.C., muchos signos no aparecieron hasta el año 1400, y el undécimo, Libra, no surgió hasta el s. VII antes de nuestra Era. Es preciso esperar al siglo V a.C. para encontrar una descripción de los signos que concuerde, en su conjunto, con la que siempre se ha utilizado. En efecto fue hacia el año 500 a.C. cuando las ideas de los babilonios acerca del Zodíaco fueron introducidas en Grecia por Clóstrato de Tenedos. Rápidamente la mitología griega se incorporó al Zodíaco. Los intercambios intelectuales entre Grecia, Egipto y Babilonia se intensificaron con la gran expedición de Alejandro Magno, quien rodeado por un cortejo de sabios y de filósofos, sin embargo, recurrió a los astrólogos para fundar su nueva capital, Alejandría de Egipto, el 16 de abril del 330 a.C., a las 13,30 horas. El estímulo que supuso el espíritu de investigación y de método de los griegos hizo que progresara mucho la técnica astrológica. En efecto, durante dos milenios la astrología había estado reservada a reyes y grandes personajes, y se refería, sobre todo, al destino del reino, las amenazas de calamidades públicas y la necesidad de declarar la guerra o concluir alianzas. El tema astrológico individual más antiguo que conocemos se remonta sólo al 29 de abril del año 410 a.C., y únicamente incluye la posición de los planetas en los signos. Hasta unos dos siglos más tarde no apareció el ascendiente. Las investigaciones realizadas por A. J. Sachs, parecen mostrar que la astrología individual no comenzó a existir hasta cinco siglos antes de nuestra Era, pero que se desarrolló con gran rapidez, sobre todo a partir del año 200 a.C. El horóscopo griego más antiguo conocido es un papiro del año 10 a.C., encontrado en Egipto; del año 62 a.C. data el monumental horóscopo del rey Antíoco de Comagene.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.