El Mago

05 Oct El Mago

La figura del mago ha traspasado todas las fronteras de la humanidad gracias tanto a la literatura como en la cinematografía. Por dar algunas referencias podríamos recordar a la imagen de Gandalf, el mítico istari creado por J.R.R. Tolkien en su saga del Señor de los Anillos, las aventuras de Merlin el encantador, representadas en la literatura clásica y llevadas a la gran pantalla en multitud de ocasiones o por supuesto a la autora J.K. Rowling, que ha ofrecido al mundo su obra maestra comprendida en la saga Harry Potter que ha vendido millones de libros en todo el mundo y por supuesto ha sido explotada en la gran pantalla trasladando a las grandes masas una imagen renovada de la figura de los magos.

 

Mago, Magia, Tarot, magia negra.

Merlín, el mago por excelencia de la literatura mítica.

En definitiva, aunque la magia sea practicada ocasionalmente o por aficionados, tenemos más posibilidades de descubrir sus principios si examinamos las características esenciales de los magos en el mundo antiguo. En realidad, el mago es en sí mismo sustancia mágica, y por ellos se cree que alberga en su cuerpo unos elementos particulares que lo revelan. Se trata de tatuajes, marcas, cicatrices con formas que pueden ser de serpiente, motivos rúnicos, etc. Los poderes del brujo, del chamán o del mago en general, a veces son hereditarios, aunque, en las sociedades más primitivas, le son conferidos tanto por disposiciones personales como a través de una iniciación. Se suele designar como magos a aquellos que se distinguen por una anomalía física, como una dedo de más de una mano, ojos rojos, una mirada extraña que confiere “mal de ojo”, o bien un temperamento psíquico como el que corresponde a la histeria o la epilepsia.

La iniciación al mundo mágico se realiza por magos en ejercicio, o bien es imaginada y atribuida a los demonios como norma general. Estos son los casos en los que alguien se convierte en mago llegando a conocer poderes que hasta la fecha le eran desconocidos. Casi siempre este tipo de transformaciones se producen tras un período de retiro, de ayuno o meditación profunda. Antiguamente incluía toda clase de pruebas. En muchos casos, sobre todo en los vinculados al chamanismo, se considera que el mago es desplazado por sus iniciadores, que reconstruyen a continuación su cuerpo y le dan otra personalidad. La muerte y la resurrección son motivos que se relación con la llegada de la magia al cuerpo humano, simbolizando la entrada del ser en el mundo mágico.

Las pruebas a las que se somete el mago en ciernes, son de lo más variadas y consisten en ciertas prácticas ascéticas que, a veces, incluyen visiones, éxtasis y acciones reprobadas por la sociedad como el incesto, la violación, el homicidio u otras violaciones de tabúes, como el contacto con cadáveres y otras sustancias impuras. Por ejemplo, en una tribu de pigmeos, el candidato a brujo debe permanecer en el fondo de un foso atado a un cadáver, boca contra boca y utilizando para comer la mano putrefacta del cadáver.

Este es un ejemplo de cómo la iniciación a la magia implica para el iniciado el franqueamiento de límites que son inalcanzables para los hombres ordinarios. Tras pasar estas pruebas, el mago iniciado se transforma en un nuevo ser, que lleva un nuevo nombre, habla una lengua especial, se comporta de forma inusitada y se viste de manera particular.

Tarot, magia negra, brujo, magia

Caracterización de un Akelarre de Magia Negra

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.